Salvo

Salvo. Oxígeno de emergencia. Plástico, metal y papel. Mediados s. XX.

El oxígeno fue descubierto en 1777 por Antoine Lavoisier, uno de los principales precursores de la química moderna. Lavoisier le da el nombre de oxígeno a este gas partiendo de dos raíces griegas: “oxys” que significa ácido y “genes”  que significa generador o engendrador. Lavoisier creía que el oxígeno era indispensable en la composición de los ácidos. Por las mismas fechas el químico Joseph Priestley fue el primero en ligar el oxígeno a los procesos biológicos, primero con brasas de Madera, que se encendían al contacto con el oxígeno puro, después con ratones vivos, los cuáles se volvían muy activos en presencia del gas. Priestley experimentó con si mismo al inhalar un poco del gas y notó que se sentía muy ligero y cómodo. Sin saberlo fue la primera persona en usar la mascarilla de oxígeno.

 

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X