Sueños de latex

Esta foto la tomó mi hija de dos años, quien ya incursiona en el arte de la fotografía gracias a las tardes de ocio durante el confinamiento.

Su objeto favorito, lo avienta, patea, corretea, arrulla y baña. He tenido que entrar a gatas de noche para sacarlo de su cama…

X