Medicina popular mexicana

IMG_0770

Dentro del imaginario farmacéutico mexicano existen productos y marcas que han dejado una huella relevante en los hábitos de consumo de los mexicanos.Remedios como la Sal de Uvas Picot, el Mejoral o la Pomada de la Campana, a pesar de que algunos tienen orígenes internacionales, han encontrado un nicho en la farmacopea popular de nuestro país, en algunos casos integrándose a la medicina tradicional.

Normalmente estos medicamentos se han utilizado como curas para enfermedades comunes: indigestión, dolor de cabeza, resfriados, dolores musculares, etc. y son vendidos libremente sin receta.

La imagen de muchos de estos productos retoma elementos propios de la cultura mexicana, como la música, las fiestas tradicionales, la vestimenta tradicional y la iconografía religiosa, volviéndose, en muchos casos, un elemento más de identidad cultural, lo cual es un fenómeno interesante visto desde el punto de vista del consumo.

Revisando este universo de salud, encontramos recuerdos entrañables convertidos en objeto: los cancioneros Picot, la lata de Sulfatiazol, el olor del VapoRub o el eslogan del Mejoral; estos medicamentos se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana.

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

[contact-form-7 404 "Not Found"]

    Contact

      Contact

        Contact

        X