Elizabeth Arden

Elizabeth Arden: el SPA de color rojo que la llevó a la revista Time

Florence Nightingale Graham, mejor conocida como Elizabeth Arden, fue la mujer pionera que revolucionó la industria de la belleza femenina, haciéndola accesible para las mujeres. Nació en 1884 en un pequeño pueblo cerca de Toronto.

Ella aseguraba que cualquier persona que se cuidara desde joven, envejece con mayor atractivo y dignidad. Comenzó a trabajar en salas de belleza, aprendió todo sobre la elaboración de cremas y la aplicación de tratamientos.

En 1910 se trasladó a Nueva York, y abrió su primer spa en la Quinta Avenida, convirtiendo sus productos en los más deseados. Transformó la idea de spa, pintó de rojo intenso las puertas de su establecimiento para distinguirse del resto de tiendas que abarrotaba la avenida, fue tal la influencia de dicha puerta que en varios de sus diseños se puede observar la imagen. Nacía así el mítico Red Door, un salón de belleza de tres habitaciones en el que creó un ambiente de lujo, a la vez que ofrecía tratamientos de belleza personalizados. Como defensora de los derechos de la mujer, participó en una de las marchas que pasó frente a su spa, junto con otras 15, 000 mujeres, todas usando lápiz labial rojo como símbolo de fuerza.

Implantar el uso de nuevos colores siempre fue uno de sus objetivos. En la década de los 30 comenzó a expandir su línea de cosméticos y anticipó el look total, con el que se coordinaba el color de labios, mejillas, ojos y uñas para complementar los tonos de la ropa.

En las décadas de los años 20 a los 40, Elizabeth Arden expandió la distribución de su firma a Europa, Canadá, América del Sur, Australia y las Antillas. En 1939, para promover sus productos, fue la primera que realizó publicidad comercial destinada a ser proyectada en salas de cine.

Durante la Segunda Guerra Mundial desarrolló cosméticos para las mujeres que servían en el ejército y en 1946 se convirtió en la primera mujer en aparecer en la portada de la revista Time

Creó un nuevo método para el cuidado de la piel, dejando atrás la idea de aquella época, donde se creía que la misma crema servía para todo y para todos. De esta forma nace una nueva fórmula en el tratamiento moderno, los cuatro pasos básicos, limpiar, tonificar, hidratar y nutrir con diferentes fórmulas para distintos cutis.

La empresaria creó un estilo de vida que también se reflejó en la moda. Para dar vida a The Elizabeth Arden Collection se arriesgó y contrató a un joven diseñador, Oscar de la Renta.

Sus manos trabajaban haciendo y aplicando productos en su salón de la Quinta Avenida, pero ante la gran afluencia de clientela, decidió prepararlos para ser aplicados en casa sin necesidad de acudir al salón. A la vez iniciaba otra novedad, las demostraciones en los establecimientos donde iban a ser vendidos sus productos, y de esta forma enseñaba los secretos de su utilización.

Durante su vida fue capaz de crear un imperio cosmético, con 40 salones Elizabeth Arden por todo el mundo. Murió en octubre de 1966.

 

Dato Curioso:

La idea del nombre que terminó por adoptar se le ocurrió como resultado de sus lecturas, el libro Elizabeth and her German garden le había causado una profunda impresión y había estado leyendo con mucho interés la obra de Lord Tennyson Enoch Arden. La combinación de ambos títulos dio como resultado Elizabeth Arden.

Referencias:

https://www.elizabetharden.com/Elizabeth-Arden-Biography/her-story,default,pg.html

https://www.elfinanciero.com.mx/after-office/arden-cosmetica-de-leyenda.html

https://mx.hola.com/biografias/elizabeth-arden/biografia/

 

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
X