SAMSUNG CSC

¡El afeitado perfecto!

Corta, larga, natural, teñida, con o sin bigote, la historia de la barba recobra en la actualidad una gran importancia. Debido a la popularidad que ha adquirido entre las personas, miles de barberías han recobrado vida, imprimiendo estilos únicos en sus usuarios que cada día buscan maneras más estéticas para el cuidado de su vello facial, pero, ¿De dónde surge este ritual y cuáles fueron los primeros utensilios que se utilizaron para su cuidado y mantenimiento?

Para contestar estas preguntas tenemos que viajar a la edad de piedra que, aunque es difícil de creer, nuestros antepasados también cuidaban su aspecto, es increíble imaginarnos rudimentarias piedras que servían como rastrillo para quitar esas largas barbas, una cuestión nada cómoda.

Cuando nos referimos al cuidado personal no podemos dejar de mencionar a una de las civilizaciones que cuidaron este aspecto de una manera minuciosa, nos referimos a los egipcios, quienes adornaban sus barbas en ceremonias importantes, aunque realmente lo común era ver a los hombres sin cabello, bigote y barba, pues se creía que un rostro sin vello representaba una mayor limpieza.

Para otras culturas como la antigua Grecia la barba fue una importante muestra de estatus, los estudios sobre esta interesante civilización muestran que personajes, como los sabios de la época, dejaban crecer su vello facial de una forma abundante.

La barba siempre ha estado presente y la rebeldía característica de los años 60 con la corriente hippie le otorgó la libertad de los cánones estéticos que muchos adoptaron para dejar crecer su bello facial de forma casual y hasta rebelde. Actualmente la barba se puede llevas de muchas formas y por lo mismo hemos visto crecer negocios referentes a su cuidado estético, las barberías son cosa del presente.

¿Y cómo pasamos de las piedras a la afeitadora?

Gillette, esta marca fue una de las primeras en crear cuchillas que ayudaban a los barberos a cuidar la piel; para ser precisos, más de 100 años de innovación constante son el resultado de que hoy podamos disfrutar de rastrillos desechables. En 1900 fue el año donde la marca dio a conocer su primera navaja, considerada una de las más difíciles de crear y por tal motivo se pensó que no podría ser comercializada, un año después la marca no sólo demuestra que es posible, sino que mejora su primer prototipo.

Pero esta no es la única empresa que ha hecho objetos para el cuidado personal, Phillips también ha creado innovadora tecnología que ha ayudado al ser humano en su vida en general. Por ejemplo, seguramente no sabías que llevaron a la luna una maquina rasuradora llamada MoonShave, en el viaje del Apolo 11.

Ahora que sabemos un poco más sobre este artefacto que nos ayuda a tener un rostro más limpio, queremos que nos cuentes tus secretos sobre como cuidas tu barba y qué tipo de corte tienes, sea cual sea, estamos seguros que 2.5 millones de años de historia viven en tu cara y en tu afeitadora.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
X