memoria_mexico_68-11

Amor-es

El amor, el sentimiento más grande en el mundo, ese que nos provoca mariposas en el estómago y que nos da la fuerza para hacer lo inimaginable, cómo recorrer millones de kilómetros para encontrarnos con esa persona especial que acelera nuestro corazón. El amor nos ha inspirado a crear bellas obras de arte que han quedado cómo registro de personas que se amaron en el mundo, entre las que destacan poemas, pinturas, novelas y películas fantásticas.

 

Podríamos hablar de millones de cosas que este sentimiento nos hace pasar día a día, pero ¿Qué pasa con nuestro cuerpo cuando estamos enamorados? Y lo decimos literalmente, qué pasa con nuestros órganos internos, con nuestro cerebro, con nuestro corazón, con nuestra sangre. Todo tiene un efecto cuando cupido nos flecha, así que hoy en este blog nos ponemos románticos y un poco científicos revisando algunas de las reacciones del cuerpo humano cuando el amor está presente.

 

Cuando uno se enamora se siente diferente, la fuerza en nuestro cuerpo aumenta y todo a nuestro alrededor parece perfecto, pero, te has preguntado por qué pasa esto. Por increíble que parezca el organismo detecta cuando estás enamorado, es aquí cuando un cóctel de sustancias químicas empieza a recorrer todo nuestro cuerpo, haciendo qué esas sensaciones agradables nos invadan por completo; por ejemplo, existen sustancias como la adrenalina, la norepinefrina y la dopamina encargadas de relajar nuestro cuerpo, dilatar nuestros vasos sanguíneos y aumentar el deseo sexual al ver a nuestra pareja, pero eso no es todo, diversos estudios de importantes universidades en el mundo han demostrado que las personas enamoradas son capaces de activar más de 10 partes de su cerebro que prácticamente permanecen apagadas cuando no tenemos una relación o cuando no nos sentimos amados.

 

¡Increíble! pero esto no es todo lo que pasa cuando uno se entrega al amor y para muestra un botón ¿Te has preguntado qué sucede cuando besamos? Bueno pues para empezar es un excelente ejercicio para los más de 168 músculos que utilizamos al aplicar esta muestra de amor, además, como lo mencionamos antes una serie de químicos fluyen por nuestro cuerpo, esta vez se trata de la oxitocina, serotonina y dopamina sustancias que químicamente provocan la misma reacción que algunas drogas con efectos potentes. Un beso va más allá que una muestra simple de amor ya que el cuerpo registra olor, textura y en algunas ocasiones la temperatura corporal de la otra persona, además, quizás nunca te preguntaste por qué cerramos los ojos al besar, pero, vaya que algunos científicos son curiosos y en sus investigaciones han concluido que nuestras pupilas se dilatan, por esta razón lo hacemos, además que nuestro cerebro en ese preciso instante pone más atención a ciertos factores, agudizando otros sentidos como el tacto y el oído para volver la experiencia más placentera.

 

¿Y de las mariposas en el estómago que sabemos? bueno realmente no son mariposas y creo que la mayoría lo sabemos, pero, qué es esa sensación tan confusa en el estómago, te lo explicamos; en el cuerpo existe una sustancia llamada cortisol, encargada de regular nuestro cuerpo cuando sentimos estrés o confusión y evidentemente que algunas personas son más nerviosas que otras en situaciones difíciles, como en una declaración de amor, nuestro primer beso o nuestra primera noche de amor, siempre nos genera ansiedad y es aquí cuando nuestro sistema de defensa libera cortisol haciendo que los vasos sanguíneos en nuestro estómago se contraigan generando una sensación de náusea a lo que llamamos mariposas en el estómago.

 

Pero no todo es miel sobre hojuelas, en el cuerpo también pasan cosas cuando nos lastiman, cuando nos hieren el corazón y tenemos que dejar a nuestro ser amado para siempre, pero, de eso hoy no hablaremos lo dejaremos para otra ocasión ya que queremos que esta nota sea sencillamente dedicada a los efectos positivos del amor, así que ya sabes, a poner en marcha todos esos químicos que nuestro cuerpo necesita, corre por tu persona favorita, lean juntos este texto y al finalizar sellen su amor con un beso lleno de adrenalina, oxitocina y muchos más químicos,  Y ¡que viva el amor!

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X