60188050_200501807595497_2063651411304223438_n(1)

Sidral Mundet un refresco 100% mexicano

Ser el acompañante ideal de la extensa  gastronomía del país, atrapar los sentimientos de las personas y hacer un refresco que se mantenga en la preferencia de los mexicanos  no es una tarea fácil, pero Sidral Mundet lo ha logrado, la marca ha evolucionado sin perder su toque de sidra con jugo de manzana. Su historia es tan rica como el mismo producto y aquí nos la beberemos poco a poco, disfrútala.

La marca es fundada por Arturo Mundet, español que en 1902  inaugura en nuestro país la embotelladora Artículos Mundet para Embotelladoras S.A., que más tarde se convertiría en Grupo Mundet, dedicada exclusivamente a la producción del refresco Sidral, un logro bastante grande tomando en cuenta que su creador llevaba en nuestro país tan sólo dos años.

Pero este no es el único logro que se le conoce a Arturo Mundet; con la creación de la embotelladora consigue traer a México por primera vez en 1929 el refresco Coca Cola, además, introduce a la producción la corcholata, útil para conservar el gas de los productos y mantener su sabor.

En los primeros años Sidral Mundet se colocó en la preferencia de las familias mexicanas, se estima que su producción alcanzó las 120 botellas por minuto, algo que es mínimo a comparación con los 35 millones de botellas vendidas al mes actualmente. La estrategia para alcanzar este éxito radica en el sabor y publicidad, que ha logrado crean un vínculo entre el consumidor, la marca y el país con frases como “Lo bien hecho hace bien” o “a la mexicana” esta última es parte de una estrategia publicitaria implementada en los últimos años, que además es acompañada con diferentes actividades como la degustación de platos típicos mexicanos en Casa Mundet.

Otra de las grandes estrategias de Mundet es rentarse como una firma para crear estrategias comerciales, tal como lo hizo con Coca Cola Company en el año 2010 quien adquirió la marca, dándole a embotellar el producto a fábricas como FEMSA o Bepensa, logrando así una mayor distribución nacional y extranjera.

Arturo Mundet no sólo ha dejado un legado de 119 años en el mundo refresquero, también  aportó grandes obras de caridad que ayudaron a los habitantes más vulnerables de México, por ejemplo en 1940 inauguró la “Casa para Ancianos Arturo Mundet” asilo que le dio hogar en sus primeros años a 200 adultos mayores y que actualmente sigue en servicio.

Este asilo contaba con instalaciones avanzadas como consultorios dentales, lavandería, cocina y una farmacia donde se podía adquirir el medicamento para los huéspedes.

El empresario murió a los 86 años en nuestro país, dejando importantes obras como  asilos y casas de maternidad que llevan su apellido, además de un rico refresco con corazón mexicano, haciendo valer que lo bien hecho hace bien si se hace a la mexicana.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
X